** COMO CONOCI AL DALAI LAMA SIN TENER PASAPORTE Y SIN SALIR DE PEKIN **

16 01 2011

La escritora tibetana Woser con las manos juntas ante la pantalla del ordenador durante una videoconferencia entre el líder tibetano Dalai Lama y los activistas chinos el 4 de enero de 2011/photo/highpeakspureearth

Pekín, 05 de enero 2011

Hace siete años, en mi colección de ensayos “Notas sobre el Tíbet”, escribi esto sobre una foto de un padre con su hijo haciendo su camino de Lhasa a Dharamsala: “el que transmite un aire de humildad y modestia en ambos lados, pero abarca el centro, es el más ilustre de todos los devotos tibetanos, el más cariñoso, el Dalai Lama ”
Debido a esta sentencia y por algunos artículos que afectan a la verdad, las autoridades locales marcaron mi trabajo diciendo: ” contiene graves errores políticos “,” alabar el 14 º Dalai Lama y al 17 Karmapa y la promoción de graves opiniones políticas y religiosas es estar equivocado. Sus ensayos contienen errores políticos “.
Después de esto, fui destituida de mi cargo público lo que me obligo a partir hacia Lhasa.

Incluso antes de que, hace ya 16 años, compusiera este poema : “En el camino encontre un anciano con una túnica de color rojo oscuro. Una joya que concede los deseos, un jirón de una sonrisa. El hombre viejo con una túnica de color rojo oscuro es nuestro Yeshe Norbu, nuestro Kundun , nuestro Gongsachog, nuestro Gyalwa Rinpoché. En el camino me encontre con el Dalai Lama y todo cobro sentido “.

Al igual que muchos tibetanos, con la esperanza de poder ver a Su Santidad, a escuchar con respeto sus enseñanzas en una audiencia, ha sido mi deseo íntimo desde una edad muy joven. Siempre he deseado que este momento se hiciera realidad. Pero, no pude obtener un pasaporte, al igual que muchos otros tibetanos, es casi impensable que este régimen que nos controla y nos oprime nos conceda un pasaporte, que tendria que ser, en realidad, un derecho fundamental que todo ciudadano gozara.
El año pasado, en Lhasa, se hizo entrega de pasaportes a cualquier persona mayor de 60 años de edad, aunque sólo durante el período de una semana. Como resultado, la oficina encargada de los pasaportes estaba lleno de cabellos grises, cojeantes ancianos, y era evidente que estaban todos dispuestos a poner dirección a los pies de los Himalayas para visitar a sus familiares, rendir homenaje a la tierra sagrada del budismo, así como para cumplir ese sueño del que nadie habla, pero todos conocemos. Yo estoy triste de pensar que voy a tener que esperar a tener 60 años para poder conseguir un pasaporte.

Sin embargo, Internet me dio mi pasaporte, un pase libre para viajar, en el Año Nuevo, me ayudó a hacer mi sueño realidad – a través de Internet me encontré, como en un sueño, pero muy vivo y real con Su Santidad el Dalai Lama!

Todo empezó con una conversación de vídeo en el ciberespacio. El 4 de enero de 2011, Su Santidad, en Dharamsala, participo en una conversación de vídeo con los dos abogados de derechos humanos, Teng Biao y Jiang Tianyong, así como el escritor Wang Lixiong. Yo estaba de pie detrás de Wang Lixiong, escuchando atentamente cada palabra que se decía. Cuando el Dalai Lama aparecía en la pantalla, casi no lo podía creer, las lágrimas comenzaron a correr por mi cara.
Este milagro facilitado por la revolución tecnológica, que permita superar las distancias geográficas y las barreras artificiales permitiendo la construcción de un puente que permite al Dalai Lama hablar con los intelectuales chinos, es sin duda de enorme magnitud.
He oído decir a Su Santidad a los tres intelectuales chinos Han: “es como si estuviéramos juntos, casi puedo oler vuestro te”. Al final de la larga conversación de 70 minutos, el Dalai Lama preguntó con su particular voz: “¿Puedes verme con claridad?” Cuando los tres dijeron que podían hacerlo, alegremente señalado sus cejas y riendo dijo: ” ¿usted también puede ver mis cejas grises? ”

Lloré y lloré. Cuando yo, como todos los tibetanos hacemos, me postre tres veces, recitando algunas oraciones en silencio, con una khata en mis manos y de rodillas frente a la computadora con los ojos llorosos, vi a Su Santidad llevar sus dos manos como si recibiera las Khata, como si fuera a darme sus bendiciones. No puedo describir con palabras cómo me sentía … Soy realmente una persona afortunada, en el Tíbet, muchas personas se meten en problemas simplemente por ser propietario de una foto del Dalai Lama.

Frente a la pantalla, el Dalai Lama me instruyó de manera ferviente e incansable: "No te rindas, sigue adelante, es de suma importancia que los intelectuales chinos y los tibetanos siempre esten muy unidos, que nos comuniquemos con los demás y entendernos, hay que asimilar esto. En los últimos 60 años el coraje y la fe de aquellos de nosotros que viven en el Tíbet ha sido tan fuerte como una roca. La comunidad internacional está prestando mucha atención a la situación real en el Tíbet, la gente de todo el mundo ve que hay una verdad en el Tíbet, los intelectuales chinos son cada vez más conscientes de esto, mirándolo desde una perspectiva amplia, grande y poderosa China esta en proceso de transformación. Por lo tanto, debes permanecer segura y trabajar aún más duro, ¿entiendes? "

Para entonces, ya me había calmado y guardaba las palabras pronunciadas por Su Santidad en mi corazón.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: