** AYER CHINA INVIRTIO Y COMPRO MAS DE 5000 MILLONES DE EUROS EN DEUDA EXTERNA ESPAÑOLA Y MIENTRAS TANTO EN CHINA…. **

7 01 2011

Publicado por Joaquín Campos| 6 Enero, 2011

Al contrario que en Occidente donde normalmente el abuelo regala la bici al nieto en China son los hijos –y a veces los nietos- los que deben mantener a los patriarcas familiares. La no existencia de pensiones de jubilación así como los paupérrimos ahorros tras décadas de sufrimientos hacen de los abuelos unos seres, lamentablemente mantenidos y vergonzantemente dependientes. Por ello no es raro ver a septuagenarios –los que pueden llegar- arreglando bicis en las cantonadas o pidiendo limosna hasta sus últimos días.

Y ahora el Gobierno chino, aquel que saca musculo cada vez que hay que hablar de millones, va a aprobar una ley en donde llevará a los tribunales a todo aquel que no visite y cuide a sus padres. No es broma, es rigurosamente cierto; y lo peor de todo es observar como ningún ciudadano ‘Han’ es capaz de razonar demandando al Estado por incumplimiento de contrato: ¿si trabajaron toda su vida cómo es que no disponen de ingreso alguno para mantenerse en la vejez?

Los males de Occidente empiezan a causar furor en China dándose los primeros casos de abandono familiar, de cadáveres aparecidos al mes de que la escalera de vecinos no pudiera respirar por el ingrato hedor. Desvergüenza esta de nuevo cuño tras la herencia confuciana en donde el cabeza de familia, sobre todo si era anciano, era venerado hasta la extenuación.

Lo que Confucio no calculó es lo de la llegada de las políticas sociales, aquellas que por trabajar y pagar impuestos durante décadas te permiten a los sesenta y tantos años residir tranquilamente en tu casa sin tener que pedir en la boca del metro. Medicinas subvencionadas, descuentos en las facturas básicas y asilos estatales para los más impedidos. Y China, el gigantón con pies de barro, siempre preocupado en cómo luce la bandera y cómo desfila su ejército, obvió esas maneras occidentales que más o menos, suelen permitir al anciano fallecer dignamente: ni pereciendo por inanición ni malviviendo bajo una cochambre hecha casa.

China, país donde no existen las pensiones y donde los asilos son tan escasos como caros, se subleva contra su pueblo, un pueblo que ni siquiera es aún ‘clase media’, obligándoles bajo una tradición manipulada hecha ley a hacerse cargo de un dinero del que el Estado ni sabe ni contesta. Y sospecho que la operación será exitosa por una sencillísima razón: en China, donde la información está manipulada y donde las ordenes son seguidas a pies juntillas, esta ley no será más que un nuevo punto de ese contrato leonino que sin firmar obedece cada ciudadano mandarín como si de un guión se tratara.

Mientras ayer China confirmaba inversiones y compra de deuda española por valor de 5.500 millones de euros, hoy advierte a los suyos que lo de vivir bien no es tan fácil y que o se hacen cargo de sus seres queridos o las cárceles se harán cargo de ellos. Dentro de poco no sería de extrañar una nueva ley en la que se informara a la población de la necesidad de recaudar dinero de sus bolsillos para paliar las exageradas inversiones en Pekín y Shanghái, tras su Olimpiada y Expo, tan deficitarias económicamente como ridículamente lanzadas al mundo mundial sólo para sacar músculo.

Hijo único, mente única, bolsillo único. El pueblo sometido y mantenedor. El mundo que viene. Y Occidente jugando al Coro de la Patata mientras hace de su bolsillo un quebradero de cabeza.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: