** RABIA CONTRA EL HUMANO **

1 12 2010

Rabia contra el humano
Publicado por Joaquín Campos| 30 Noviembre, 2010

Si a un animal de compañía se le pueden cortar las cuerdas vocales para que no moleste, por ejemplo, en su fase de celo, ¿qué no se le podrá hacer a una persona que supuestamente va en contra de China, sus leyes y su clase política?

La respuesta le tenemos desde hoy ya que acaba de ser puesto en libertad Qin Yongming, activista pro derechos humanos, que ha pasado doce años a la sombra en la prisión de Wuhan, ciudad China de las de segunda división. El recientemente liberado tiene cincuenta y siete años y fue encarcelado en su día por ser el fundador del Partido Democrático Chino, auténtica atrocidad que le provocó la clásica condena por “subversión del poder del Estado”. En China no existen las agrupaciones políticas salvo la del Partido Comunista, que desde hace sesenta y un años dirige con mano de hierro un país que tras haberlo destrozado ahora levantan deprisa y corriendo y a la vez marcando unas importantes diferencias entre sus habitantes, auténtica antítesis del comunismo.

Los carceleros chinos, que maman de la teta de la mano dura gubernamental, liberaron al reo no sin antes permitirle recoger sus miles de escritos acumulados tras doce años de penurias. Veinte millones de caracteres que han soliviantado a los perros de presa del Partido, a los niñatos –y no tan niñatos- que mantienen las cárceles de la segunda economía del mundo a la cola en higiene, respeto y demás valores que se presumen adquiere el ser humano desde su educación, salvo que hayan sido adiestrados desde el odio a lo diferente y desde el amor exhausto a la bandera. Por ello, y con esa saña que pocos nos adivinamos en nosotros mismos, no han permitido a Qin sacar sus escritos, sus trabajos y sus pensamientos que seguramente habrán valido para mantener las brasas incandescentes que abrigan los numerosísimos hogares que no disponen de calefacción.

Mientras Occidente ríe las gracias a China éstos se ponen ciegos gracias a esa costumbre aún no corregida de joder a los que no son de los suyos. Que parece mentira que en los tiempos que corren, y más en un país que organiza Olimpiadas y Expos, una docena de matones tengan la posibilidad de no permitir llevarse a un preso injustamente encarcelado las hojas en donde tras más de una década había ido recogiendo lo que le habrá parecido bien.

Dudo que a este desgraciado le den pasaporte para poder salir de China; y si fuera así, que coja un vuelo a Oslo y deje en evidencia al despotismo chino, aquel que quiere evitar a toda costa un conflicto bélico en Corea del Norte –únicamente por intereses económicos- pero que sigue perpetrando todo tipo de atrocidades contra los que simplemente no piensan como ellos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: