** AIRE Y MUERTE **

24 11 2010

EL DESENFRENADO CRECIMIENTO DE CHINA LO "RESPIRAMOS" TODOS.

Publicado por Joaquín Campos
20 Noviembre, 2010

Para conocer la grandeza del españolito de a pie no hay más que venirse a China. Lo que en España son batallas a la mínima que la democracia se pone en juego aquí son silencios y aplausos cada vez que los de aquí se pasan por el forro todos nuestro principios. A la vez, cuando en nuestro gran país alguien persigue al que duda de la existencia de realidades nacionales, lenguas o estatutos, en China pierde esas ilusiones que pasan a un quinto plano incluso cuando Tíbet o Xingjian, tan cercanas geográficamente, braman rogando ayuda.

Y otro de los ejemplos, también clamoroso, es ver cómo nos manifestamos cuando una petroquímica orina sus restos contaminados al río más cercano, el Ebro por ejemplo; o cuando un barco cargado de petróleo (¿recuerdan el Prestige?) revienta frente a nuestras costas su importante carga; sin embargo, y cuando China es el país más contaminado del mundo y que menos se preocupa por ello, callamos otorgando y respirando el aire matador que nos lanzan.

Un informe de la Embajada de los Estados Unidos, creíble y certero, ha vuelto a colocar los records negativos chinos en el disparadero. Con un baremo de 0 a 500 el pasado viernes Pekín, la capital del entramado chino que se “limpió” para la celebración de las Olimpiadas del 2008, superó con creces el dígito mayor, o sea los 500. Incluso China, que dispone de otras tablas de medición, también reconocía que era altísima la contaminación; de hecho, colegios y deportistas, fueron avisados por las autoridades que durante una semana quedaría todo entrenamiento y competición deportiva al aire libre suspendido. A su vez se aconsejó a bebés y abuelos a guarecerse en casa, como se avisó a los enfermos pulmonares de los riesgos que en estos días tiene en el que simplemente pasea por Pekín con ese tipo de problemas.

En la carrera sin par que Occidente está tomando contra el cambio climático no caben expatriados. O eso parece. Porque es indignante la ausencia de activistas, como es sorprendente que aquí la gente sólo abra la boca para respirar. Que Pekín sea una olla de partículas cancerígenas no termina de calar entre las mentes de la comunidad expatriada. Pero si una lancha de recreo vierte una lata de dos litros de gasóleo frente a las costas de Castellón jóvenes y adultos, ataviados con trajes blancos, formarán una cadena humana exigiendo el cese de cualquier actividad nociva para la salud.

El mayor existo de China no es su espectacular crecimiento económico, ni mucho menos; el mayor éxito chino es, sin duda, la inigualable capacidad que dispone para hacer pasar por el mismo aro a nativos y extranjeros residentes en el país a los que tiran aire cancerígeno, aguas podridas y contaminación sonora sin recibir ni el más mínimo reproche. Como gota que colma el vaso en China se fuman hasta en los hospitales sin que rechiste ni el más pintado. ¿Acaso el contenido de aire maligno lo que más esparce entre la población es adormidera?


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: