* EL ESPIRITU TIBETANO ES PODEROSO

25 05 2010

»Dalai Lama: “El espíritu tibetano es poderoso”
Elargentino.com

Por Jerry Guo

Desde el levantamiento del Tibet de 2008, la región quedó fuera del alcance de los medios de comunicación occidentales, de manera que es virtualmente imposible que el mundo evalúe las condiciones reales del país. La semana pasada, desde su residencia himalaya de McLeod Ganj, India, el Dalai Lama fue entrevistado pro el corresponsal de Newsweek Jerry Guo para hablar de lo que ocurre en el Tíbet, sobre la política china y el movimiento tibetano. Extractos:

– ¿Considera que el desarrollo económico del Tíbet ayudó a la población?

– Es indiscutible que los chinos llevaron beneficios a regiones tibetanas, pero algunos economistas occidentales que estudian las condiciones internas del Tíbet opinan que la economía beneficia al pueblo han [la etnia mayoritaria china], no a los tibetanos. La construcción de rutas, trenes y aeropuertos fue muy útil. Pero darles un uso positivo o negativo es cuestión de decisión política.

– El Gobierno chino otorgó a los tibetanos subsidios de US$ 500 millones para construir “casas cómodas”. En apariencia, eso es un logro positivo importante.

– El programa es muy controversial. Hace tres años, un monje tibetano que visitó su hogar cerca de Lhasa asistió a una celebración pública en la que el jefe de la aldea mencionó que el Partido y el Gobierno habían sido de enorme ayuda, que tenían nuevas casas y que todo era maravilloso. Luego de uno o dos días, visitó la casa de ese mismo jefe y le pidió su opinión personal de la situación. El jefe respondió que el dinero que habían recibido del Gobierno no alcanzaba, por lo que él y su familia habían debido tomar un préstamo, y ahora sólo pensaban en el problema de pagar la deuda. Aquí [en McLeod Ganj] recibimos a más de 100.000 tibetanos. Van y vienen de todos los rincones del Tíbet, pero todos se quejan y muchas veces lloran por las condiciones del país.

– China emprendió uno de los proyectos de ingeniería social más ambiciosos (el reasentamiento forzoso de más de un millón de nómadas tibetanos) con el argumento de proteger el ambiente. ¿Qué opina al respecto?

– Desde hace miles de años, los nómadas mantienen una cultura que encaja con su estilo de vida. Al principio, recibieron subsidios para viviendas y estaban satisfechos, pero cuando terminaron de gastar el dinero tuvieron que trabajar para conseguir más. Sin embargo, no tenían experiencia y ahora tienen tremendas dificultades.

– ¿Considera que el terremoto que sacudió la meseta oriental del Tíbet en abril hizo que los chinos se muestren más tolerantes con el movimiento tibetano?

– Unos monjes registraron los escombros y hallaron a una persona. Estaban a punto de sacarla cuando llegaron los soldados y los obligaron a dispersarse. Luego, los militares sacaron al individuo y se sacaron una foto. Fue una vergüenza. Considero que el entusiasmo del pueblo chino por la ayuda es muy sincero, pues tuvieron oportunidad de ver áreas tibetanas reales donde no hay mucho desarrollo y las condiciones son de pobreza extrema. No obstante, todo depende de la política del Gobierno.

– ¿Se siente optimista en cuanto a la próxima generación de dirigentes chinos?

– Cuando Hu Jintao llegó al poder, abrigamos esperanzas que hoy se enfriaron. Está por surgir la quinta generación y el énfasis de Hu en una sociedad armoniosa es de suma importancia. Sin embargo, la armonía y la estabilidad son determinadas por las armas y las cárceles, y ése es el método menos indicado. Por ello, espero que la nueva generación de líderes haga realidad el eslogan de Hu. Muchos miembros del Partido son ateos en apariencia, pero budistas de corazón. Hay mucha hipocresía, pues algunos de los funcionarios de mayor rango tienen mi fotografía en sus teléfonos celulares. Me critican, es verdad; pero, por dentro, son personas como usted y yo.

– ¿Alguno de ellos le manifestó su disposición a apoyarlo, aunque sea en secreto?

– Eso es un secreto. [Ríe]. Pero sí, ocurrió con miembros de algunas misiones chinas.

– ¿Considera que el movimiento tibetano se extinguirá si no hay cambios en el país?

– No lo creo. Sesenta años de experiencia me enseñan que no es fácil encadenar el espíritu tibetano, porque es demasiado poderoso.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: