* HUIDA A TRAVES DEL HIMALAYA (FINAL)

11 05 2010

Huida a traves del Himalaya (Final)
Mari Cruz García
(Publicado en TRAVELLERS BOOK (Revista de Viajes)http://www.travellersbook.net/

Ngawa Sonam (derecha) tiene 22 años y es un monje budista. Hace nueve años se unió a la comunidad del único monasterio de su aldea natal, Lhamo Dechen. Ha huido para poder conocer en persona a su máximo líder espiritual, Su Santidad el Dalai Lama, y para vivir su vocación religiosa en un ambiente de verdadera libertad.

“Nunca he podido ir a la escuela porque mis padres no tenían dinero suficiente para pagarla” relata Ngawa Sonam, “En mi aldea, la matrícula en la escuela primaria puede costar unos 150 yuangs al mes (18 dólares) y la escuela secundaria unos 2500 yuangs mensuales (300 dólares). Los ingresos normales de un granjero tibetano son 4000 yuangs al año. Hasta donde conozco de mi comarca, muy pocos tibetanos pueden ir a la escuela. Sólo los hijos de los chinos acceden a la enseñanza superior. En mi monasterio no enseñan a leer y escribir porque casi nadie sabe.

Para los tibetanos no existe libertad religiosa, ni ninguna otra. Los soldados chinos están constantemente en nuestro monasterio, vigilando que en nuestras poojas (ceremonias religiosas) no se haga mención alguna al Dalai Lama. Es completamente absurdo. El Dalai Lama es el pilar de nuestra fe religiosa. ¿Qué clase de culto podemos celebrar así?…

Marché a Lhasa con el firme propósito de abandonar Tíbet. Quiero ingresar en un monasterio de India. Quiero saber cómo se vive en libertad… Cuando llegué a Lhasa me presentaron a Dopu, me entrevisté con él y me aceptó en el grupo. No creo que los soldados chinos molesten a mis padres por mi desaparición. Pero en Lhasa y en otras ciudades, los padres y familiares de quienes han escapado de Tíbet sufren las represalias. La policía china les somete a duros interrogatorios, con maltrato físico, para saber cómo han escapado. En ocasiones, los familiares directos pueden ir a prisión”

Después de reposar unos días en el Centro de Karthmandú, Tashi Dolma, Ngawa Sonam y los demás miembros del grupo viajaron a Delhi y Dharamsala. Dopu regresó a Tibet. En Dharamsala, todos fueron invitados a una audiencia privada con el Dalai Lama, como sucede con cada nuevo grupo de refugiados. Lo último que supe de ellos es que Tashi Dolma esperaba ingresar en la Tibetan Transit School de Dharmasala para aprender a leer y escribir, y que Ngawa Sonam buscaba un monasterio que lo acogiera.

Los refugiados tibetanos dependen totalmente de las donaciones externas para iniciar esta nueva vida en libertad. Si no quedan fondos, serán repatriados a Tibet.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: