* KUNDUN, KUNDUN. EL SONIDO DEL LATIR DE SUS CORAZONES

19 04 2010

Miles y miles le esperan

AFP [Lunes, 19 de abril 2010 11:36]
por Robert Saiget

“El Dalai Lama es nuestro dios. Sí, nos gustaría verle regresar. Nos traeria una alegría tremenda si el gobierno central le permite regresar a casa. El Dalai Lama es nuestro sol”, dijo Yongsuo inclinandose ante su imagen.

Frente a la foto del Dalai Lama en la ventana de un taxi, otras dos mujeres también se inclinan respetuosamente con Yongsuo, que tiene unos cincuenta años.

El Dalai Lama expreso su deseo el sábado, diciendo que quería estar con las víctimas del terremoto en Qinghai, donde nació hace casi 75 años. Él no ha puesto un pie en China desde 1959 después de que huyó tras el fallido levantamiento contra China.

“Para cumplir los deseos de muchos de mis paisanos, estoy ansioso de ir yo mismo para ofrecerles consuelo”,dijo el exiliado líder espiritual tibetano en una declaración emitida desde Dharamshala, su hogar en el exilio en el norte de la India.

Pero en un comedor improvisado, Zhenlin, uno de los cientos de monjes budistas tibetanos en la vanguardia de los esfuerzos de socorro, dijo que esa visita era casi imposible.

“No sé si el gobierno central le permitirá venir. Yo no creo que sea muy probable. Este es un tema muy delicado, pero el Dalai Lama es nuestro líder”. dijo, moviendo el arroz para los sobrevivientes en un comedor improvisado.

En contraste con el resto del territorio tibetano invadido por China, su imagen es común en Jiegu, sobre todo en los taxis y las ventanillas de los coches y algunas tiendas también muestran sus fotos junto a otras deidades budistas.
Los cientos de monjes, que no han dejado de intentar rescatar supervivientes con sus manos, se afanan tambien en la tarea espantosa de la cremación de centenares de víctimas . La cifra oficial de muertos se elevó a 1.484 y más de 300 desaparecidos.

El líder espiritual tibetano sigue siendo un tema sensible para algunos residentes tibetanos, que se mostraron reticentes y asustados al hablar de él a un periodista de la AFP.

Sin embargo, otros hablaban con entusiasmo sobre el monje exiliado.

“Todo el mundo le gustaría ver al Dalai Lama venir aquí. Tendría que venir aquí”, dijo Dorje, de 52 años de edad.

“El Dalai Lama nació en Qinghai”, dijo con una sonrisa. “Creo que el gobierno le permitirá regresar a casa.”

Que asi sea !


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: